Optimismo, saber ver las cosas positivas

Poner a mal tiempo, buena cara, es parte de la educación que damos a los niños y las niñas. Educar en el optimismo, en ver el vaso medio lleno, a sobrellevar la frustración y a hacer oídos sordos a todo aquél que intente desanimarlos. Para ello, os mostramos algunos divertidos ejemplos con los que hablar sobre positividad con los más pequeños de la casa.

Para empezar, desde Monstruos SA tenemos al campeón del optimismo, Myke Wazowsky, un monstruo verde al que se empeñan en no tener en cuenta. Sin embargo, él siempre reacciona de forma positiva, lo que es toda una inspiración:

El corto del borreguito optimista que pierde su atributo más querido nos enseña cómo se puede recuperar la autoestima.

Para niños y niñas un poco más mayorcitos tenemos una presentación sobre el optimismo y el pesimismo, personalizados en los personajes “Nombenó” y “dalepué” con los que será fácil entender algunos conceptos relacionados con este tema de la actitud vital.

Este otro bonito corto animado, “Lucky you” nos habla sobre conceptos como la indefensión aprendida y la confianza en la vida. Podéis verlo y comentarlo juntos.

Finalmente, este otro pequeño vídeo animado nos explica cómo la buena actitud y el positivismo, con las acciones que conlleva tenerlos nos ayuda a perseguir nuestras metas y no desfallecer ante los obstáculos.

Otros recursos